sin control

Nuevamente, todo sucedió en cámara lenta, cuando Diego cogió su maleta y la tomó con firmeza, pero Fran no pudo contenerse ni dejar escapar la oportunidad. Agarró con fuerza la mano de Diego e iniciando una nueva historia que colisionaba sus mundos desconocidos, pero que ya se habían encontrado en una que otra vida atrás.

Anuncios