Para decir adiós

Venía turbulento y constante como las olas al romper. Una tras otra frente a mí.

Esa tarde, supuse que dando vueltas de playa brava a cavancha más rápido de despojaría de mí el dolor. Dejé mis huellas sobre la arena con cada paso y, justo tras de mí, tu recuerdo se fue difuminando con la brisa del mar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s