Nuevo comienzo

Vino a mí como cuento del pasado, en los tiempos del salitre; de esfuerzo, sacrificio y sudor.

De pronto, pude sentir los rieles vibrar sobre el cerro dragón, y me pregunté: qué se habría sentido venir de tan lejos, cubiertos de hojas verdes que el desierto marchitó. Pero no así, los sueños de prosperidad que guardaba con recelo dentro de su valija. Glorioso sentimiento, dando pasos tímidos sobre proclamada tierra de campeones.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s