Agujero en el norte

Siento que esta no es mi cuna y quiero mandarme a cambiar con viento fresco. Pero algo me ata desde dentro, jalándome como ancla en lo profundo de playa brava.

Cuando me miras y me dices que este es el paraíso, doy media vuelta en Baquedano y me pregunto: ¿qué es tan espectacular que no logro apreciar? Pero ya lo veo claramente.

Pedacitos de Iquique yacen incrustados en las personas que me rodean, como los amigos que nos reunimos en una mesa del Papa gallo a celebrar con unas cervezas. Sonrío y sé que este es mi lugar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s